CDV se expande a Latinoamérica llevando su tecnología a las agencias

El consolidador de viajes español CDV ha anunciado en Fitur 2021 su salto a los mercados de Latinoamérica, empezando por México y extendiéndose a 10 países, un proyecto en el que venía trabajando desde antes de la pandemia, según ha explicado a HOSTELTUR su consejero delegado, Juanfran Trasmonte, fundador de Low World Travel. «Queremos llevar a Latinoamérica tecnología, contenido, atención al cliente y soporte, los valores que tenemos en España«, señala respecto a ese hueco de mercado que ha encontrado en la región a la que quiere acceder país a país, adaptándose a sus particularidades y apoyando a los agentes de viajes en su día a día.

 

Señala que supone un gran reto y la estrategia trazada supone «empezar por México, luego Colombia y después Perú, que son los referentes con los que queremos comenzar y luego ir hacia países como Bolivia, Ecuador y Argentina».

«Es un ejercicio muy complejo porque cada país tiene sus peculiaridades y además entramos con IATA propios, no de terceros» al contrario que otros consolidadores presentes en la región. Se trata de un proyecto a medio plazo en el que también incluye el llegar a Estados Unidos. «El tener un IATA en EEUU nos permite tener unas tarifas que son la mitad de precio». La compañía, añade, tiene «la obsesión por dar un buen servicio al cliente», aunque también ofrezca «cero fee». Y a todo ello se une a «la ventaja de contar con tecnología propia, in house, ya que contamos con nuestra propia tecnológica, GAC Travel«.

«Toda la inversión que recibimos el año pasado nos ha permitido estar donde estamos hoy en la pandemia, puesto que hemos conseguido en marzo de 2021 tener la misma producción que en marzo de 2019 e incluso un poco mayor. Lo que vamos a hacer ahora es, a final de año, ver dónde estamos, y plantear hacer otra ampliación de capital importante para seguir con el desarrollo del proyecto», explica Trasmonte

Por su parte, el director de Distribución y Contenido de CDV, Matías Sabaté, apunta que en la zona «la manera en que cada país distribuyen el producto aéreo es diferente, pero está claro que las agencias necesitan acceder a todo el contenido aéreo», entendido «no solamente en cuanto a variedad de compañías sino también todas las tarifas que esas compañías puedan tener».

«Estamos en una situación en la que el contenido aéreo está totalmente disgregado, compañías que se distribuyen por GDS tradicional, otras como low cost directamente, otra que ofrecen API directo, otras que quieren distribuir desde su propia web, etc. y eso crea una dificultada añadida al agente de viajes», que la compañía ha visto que es claramente visible en numerosos mercados latinoamericanos.

«Queremos ser una única herramienta donde el agente de viajes encuentre lo que se denomina ‘one stop shop’, que sin salir de ella pueda vender al cliente ese billete o ese hotel sin complejidad. Este el principal reto, puesto que estamos hablando de compañías aéreas que no están operando en España y hemos dado un paso de gigante para integrar esas aerolíneas. Por tanto, el reto que tenemos desde aquí en la parte tecnológica es agregar esas compañías, en un entorno en el que además nacen nuevas aerolíneas continuamente».

«Las agencias de viajes van a tener un reto enorme en los próximos años para sobrevivir, para continuar ofreciendo ese producto diferenciado porque si no el pasajero irá a la web» y para ello, comenta Sabaté, las agencias de viajes latinoamericanas «van a necesitar tecnología y es donde nosotros vemos nuestra oportunidad»

«Luego hay diferencias, hay países que tienen más presencia de low cost o de compañías nuevas. Iremos aprendiendo». Y Trasmonte añade, «no podemos dar nada por supuesto en cada país que entremos», y el «querer hacerlo directamente nosotros, no con terceros implica un esfuerzo mayor, pero tenemos al frente del proyecto a Susana da Graça y haremos inversiones importantes en Latinoamérica».

Hub en México

La directora del proyecto, Susana da Graça, señala que el hub del proyecto estará en México, un país en el que asegura le ha sorprendido la capacidad de superación que han tenido durante la pandemia. No cerraron de manera doméstica sus vuelos y han luchado cada día» y «sin tener el respaldo de un gobierno». En total está prevista la apertura de 10 países, mientras que otra parte del proyecto incluirá Estados Unidos y Canadá.