ALZIS refuerza su papel como inversor en nuevas empresas

ALZIS, importante Grupo con intereses en el juego, refuerza su papel como inversor en nuevas empresas

Alzis, importante Grupo con intereses en el juego, refuerza su papel como inversor en nuevas empresas

 

HA PUESTO EN MARCHA UNA NUEVA SOCIEDAD DE CAPITAL RIESGO: VALECTRA GLOBAL.

La falta de rentabilidad de otras inversiones tradicionales y su menor fiscalidad explican que se haya pasado de apenas un par de sociedades de capital riesgo en la región en el último año a registrarse o encontrarse en proceso casi una decena de iniciativas impulsadas por family office con mucha liquidez.

El capital riesgo ha sido una de las asignaturas pendientes tradicionales de la economía valenciana y durante décadas incluso se ha apuntado a su ausencia como uno de los motivos que lastraban el desarrollo tanto de proyectos de emprendedores como del tamaño de las empresas valencianas. Tras la crisis que supuso el estallido de la burbuja inmobiliaria, muchas de las firmas de capital riesgo que nacieron en la Comunitat Valenciana al calor de la riqueza generada por el ladrillo acabaron desmantelándose.

Una situación que provocó que en 2020 apenas existiesen un par de firmas de capital riesgo con el domicilio en la Comunidad Valenciana en los registros oficiales de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Sin embargo, durante todo 2021 no ha dejado de producirse un goteo continuo de nuevas sociedades de este tipo vinculadas a la región.

Casi todas tienen en común su vinculación a familias de grupos empresariales de éxito o que han vendido sus empresas en los últimos años. Además, casi todos los nuevos socios de estas firmas ya tienen experiencia en la inversión en capital riesgo o bien como inversores directos en participaciones de otras empresas o startups.

Una situación que contrasta con la que vive la que ha sido durante años una de las fórmulas de inversión preferida de las grandes fortunas valencianas, las sociedades de inversión colectivas de capital variable o sicav, perseguidas fiscalmente por el actual Ejecutivo. No es de extrañar que en plena ola de liquidaciones de sicav autonómicas parte de ese dinero se inyecte en estos nuevos instrumentos de capital riesgo que proliferan como alternativa.

Precisamente una de las fórmulas que también esta facilitando ese nuevo atractiva es el auge de los denominados fondos de fondos, que permite a las firmas de capital riesgo invertir en otros fondos. Una de las claves del éxito del capital riesgo es la capacidad para diversificar y repartir el riesgo, para lo que alcanzar un volumen mínimo es fundamental. Una barrera para muchos grupos familiares, que con la posibilidad de repartir sus inversiones en distintos fondos ven aumentar sus rentabilidades reduciendo el riesgo.

Otro de los grupos empresariales regionales que ha visto una oportunidad en el capital riesgo es el alicantino Alzis, propiedad de la familia Coves Selva. La familia quiere dar un paso más en su proceso de diversificación más allá de sus negocios tradicionales y reforzar su papel como inversor en nuevas empresas con un fuerte potencial de crecimiento. El grupo familiar que nació de la distribución de butano y hoy abarca desde el inmobiliario y los parkings al ocio y el juego, ha puesto en marcha una nueva sociedad de capital riesgo bautizada como Valectra Global.

Se trata de una de las iniciativas más ambiciosas de las registradas este año, al menos en cuanto al volumen de capital que prevé mover: nace con un importe de 25 millones de euros, aunque no todo suscrito inicialmente ya que legalmente los socios tienen un plazo de 3 años para alcanzar esa cifra

Según explican desde la propia empresa, para su creación se aportará como capital inicial sus participaciones en empresas emergentes que ha apoyado en los últimos años. Entre las más destacadas se encuentran la cadena de tiendas de mascotas Miscota, las franquicias de peluquerías low cost Oh my cut!, la empresa de desarrollo de pequeños cohetes espaciales PLD Space o la tecnológica Orizon.

Valectra se convertirá así en el nuevo brazo inversor de la familia, que en los últimos tres años ha puesto su foco de mira en startups disruptivas. «Buscamos proyectos que desarrollen su actividad en sectores donde no estemos presentes con otra empresa», explican desde el grupo familiar, que apuntan también que una de las claves para sus inversiones es la confianza en el líder del proyecto empresarial y poder acceder al consejo de administración de esas firmas. eleconomista

 

Fuente:

http://www.sectordeljuego.com/noticia.php?id=112135